Home

cafe

Antuan pasaba todas las mañanas antes de ir a su trabajo por las mismas calles, los mismos cruces y las mismas tiendas y los mismos bares. Nunca se fijaba en cómo eran por dentro. Simplemente pasaba rápido para no llegar tarde a trabajar y que su jefe lo gritara. Todo el rato tenía su trabajo en la cabeza. Ni sus jefes, ni compañeros, ni siquiera el mismo trabajo era muy agradable, pero tenía que seguir yendo a esa oficina todos los días para poder pagar todas las facturas que le llegaban mes tras mes. Y aunque no se fijara en como eran todos esos negocios siempre se fijaba en el cartel de una bar que decía ‘ El Té Desnudo’.

La verdad es que cuando volvía del trabajo derrotado, sí veía  cómo entraba y salía algún que otro cliente del bar. Pero le sorprendía que siempre fueran gente solitaria y mayoritariamente hombres.

‘Seguro que es un bar para encontrar pareja para homosexuales, Con ese nombre…’

Antuan no se sentía comodo con los homosexuales. De joven le llaman gay porque no jugaba a fútbol en los recreos y siempre quiso demostrar que no lo era. Incluso les tenía cierta manía.

Pasó mucho tiempo hasta que un día volviendo del trabajo se volvió a fijar en el cartel. ‘El Té Desnudo’. Estaba quieto delante de la puerta leyendo el cartel cuando en ese mismo momento salió un hombre con una sonrisa de oreja a oreja y sujetándole la puerta le dijo:

‘Pase caballero, yo ya me he relajado hoy y acabo de dejar mi mesa vacía’.

Antuan se quedo quieto pero por no decirle a ese hombre que no (no tenía buenas habilidades sociales), le dio las gracias y entró al bar. El bar parecía estar ambientado en algún bar de París de los años 30. La música jazz de Django Reinhardt se intuía en el hilo musical. Antuan simplemente se sentó en una mesa y cogió la carta de tés.

‘Té verde… 1,20€; Té rojo ..1,20€; …’

Tenían de tés de todas las zonas del mundo y todas las variedades posibles pero el último le llamó la atención.

Té Desnudo… 25,40€
´Ya que estoy aquí, me atreveré con esto… total no salgo nunca, por un día que hago algo especial…’

‘ ¿Qué quiere tomar el señor?’
-‘Un té desnudo’
– ‘Caballero, ¿está seguro de que quiere el té desnudo?’
-‘Emmm, sí. He estado fuera esperando hasta que se librara una mesa y el cliente que acaba de salir me ha dicho que había dejado una libre’.
La verdad es que no sabía muy bien si eso iba a funcionar pero parece que dio en el clavo cuando el camarero le dijo ‘sígame por favor’.

Ambos se levantaron y pasaron a un pasillo oscuro donde el camarero le dio un vasito con agua caliente y una bolsita de té. ‘ Adelante, busque la mesa vacía y disfrute, ¿ya sabe como funciona verdad?. Antuan asintió con la cabeza una vez más sin saber decir que no, cogió la taza de te y cruzó la puerta.

Lo que vio en aquella habitación era MUY extraño. Un montón de hombres totalmente desnudos medio dormidos enfrente de su taza de te. Antuan no supo que hacer, pero otro hombre le hizo señas y le señalo la mesa que estaba vacía. Con más nervios que otra cosa, se sentó en la mesa, agradeció con un gesto de cabeza al hombre que le había señalizado y se dispuso a beber el té lo más rápido posible para escapar de allí.

– ‘¡¡EJEM!!’. Antuan levantó la cabeza y vio como el hombre que antes lo había ayudado le hacía gestos para que se quitara la ropa. pero sin tener tiempo a reaccionar el hombre ya se había sentado a su lado.

‘Mierda todos piensan que soy gay y quieren ver si estoy dispuesto a mantener relaciones’ pensó. En cuanto se sentó Antuan cogió el té y casi de un trago se lo terminó.

‘Por ese gesto que acabas de hacer veo que hoy es tu primer día’  Antuan se puso más y más nervioso y no pudo hacer otra cosas que levantarse rápidamente de la silla cuando el otro caballero le deslizó la mano entre la piernas.

Rápidamente salió de aquella sala y vio que fuera, el camarero que hacía nada le había servido el té también se le insinuaba. Sin otro remedio que el empujón se zafó del camarero y salió del bar rápidamente. En ese momento un agente de policía pasaba cerca y Antuan fue a pedirle ayuda, pero cuál fue su sorpresa cuando el policía también se le abalanzó e intentó besarlo.

‘¡Joder!, qué mierda es está’. Saltó a la carretera para evitar al policía y justo un taxi frenó a pocos centímetro de él. Sin pensárselo dos veces se subió al taxi y le dijo que arrancara rápido. No habían cruzado ni una manzana cuando el taxista soltó el volante e intentó pasar al asiento trasero para poder besar a Antuan, con tan mala suerte que se salto un semáforo que estaba en rojo. Antuan solo hacía gestos al taxista para que moviera el coche ya que un camión venía a gran velocidad hacia ellos, pero el taxista parecía estar ciego por Antuan.

CRASH. De golpe y porrazo Antuan cerró los ojos para no ver  el choque pero no notó nada, en vez de eso estaba sentado todavía delante de la taza de té vacía, y el hombre que le había hecho gestos anteriormente estaba sentado a su lado.

‘Tranquilo, ya estás de vuelta le dijo. ¿Qué tal tu primer viaje?’ Antuan estaba totalmente desconcertado. No entendía nada. ‘ Es raro ver a gente nueva por aquí’ siguió el desconocido, ‘pero en cuanto he visto que te tomaste el té vestido… te delataste. Déjame que te explique. Este té está hecho de hierbas alucinógenas que hace que la última idea que tengas en la cabeza antes de beberlo se haga realidad. Es decir tienes una alucinación con la ultima idea que has tenido en la cabeza. Yo normalmente siempre pienso en que me toca la lotería, dejo mi trabajo y pateo el culo de mi jefe. durante ese momento soy MUY feliz. ¿qué has pensado tú?’

Antuan le contó toda la alucinación y el extraño hombre le contestó: ‘Ahí tienes el problema. Tu última idea antes de beber el té fue que todos éramos gays y queríamos besarte, ten mucho cuidado la próxima vez’.
‘Sí, pero… ¿por que estás desnudo?’ el hombre le señalo a Antuan y este vio como su ropa estaba totalmente desgarrada. ‘Uno de los efectos secundarios del té es querer romperse la ropa durante el sueño, lo gracioso es que si no llevas ropa simplemente estás relajado y sin moverte, por eso estamos desnudos, nadie quiere volver a casa con la ropa desgarrada.’

Antuan volvió a casa esa noche totalmente desconcertado…pero se pasó toga la noche dandole vueltas a una cosa… ¿qué idea llevaré mañana antes del té?

cafe desnudo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s